Presbicia o vista cansada

Ophthalmologist examining boy with slit lamp

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia o vista cansada es un defecto refractivo que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que permite enfocar los objetos a diferentes distancias, lo que se conoce como la acomodación.

Con los años el cristalino pierde progresivamente su elasticidad natural y se vuelve más rígido, por lo tanto menos flexible. La pérdida progresiva de la capacidad de acomodación generalmente se manifiesta a partir de los 40 años y evoluciona con el paso del tiempo.

Síntomas

Dificultades para enfocar imágenes a menos de 50 cm, que aumentan progresivamente. Se ven las letras borrosas u oscuras. Además, pueden experimentarse síntomas de fatiga visual, como ojos rojos, picor e incluso dolor de cabeza después de un período prolongado de fijación de la vista a una distancia cercana.

¿Por qué aparece?

Lo primero que hay que saber es que la presbicia es un proceso fisiológico, natural, que afecta a todo el mundo y que está asociado al envejecimiento de la persona.

En la presbicia confluyen, en primer lugar, la pérdida de la elasticidad del cristalino, junto con una debilidad del músculo ciliar.

La acomodación , o capacidad de enfoque , es debida al complejo que forman el músculo ciliar y el cristalino. El cristalino es una lente intraocular, flexible y transparente que junto con las contracciones y relajaciones del músculo ciliar permite enfocar las imágenes a diferentes distancias.

¿Se puede prevenir ?

No es posible evitar la presbicia. La aparición de la vista cansada dependerá de la predisposición genética y de las actividades realizadas por la persona, pudiendo manifestarse antes o más tarde.

Tratamiento

La presbicia no se cura. Existen tres alternativas para corregirla:

1. Gafas, ya sean monofocales (que corrigen solo la visión de cerca), bifocales (para visión de lejos y de cerca) y/o progresivas (para visión de lejos, de cerca y de distancia intermedia).

2. Lentes de contacto progresivas.

3. Cirugía, que incluye diferentes técnicas como la cirugía con lentes intraoculares o la cirugía láser.